Logo of National Resource Center on AD/HD
Inicio · Regístrese · Biblioteca del CNR    in English
Ask a Question About AD/HD
Vivir con TDA/H


Los Adolescentes con TDAH y el Manejo

Find us on Facebook Follow Us on Twitter HelpForADHD on YouTube

¿No encuentra lo que busca?
Nuestros especialistas en información de salud le pueden ayudar. Comuníquese con nosotros al 800-233-4050 en línea.

Para información sobre adultos, el TDAH y el manejo, lea Los Adultos con TDAH y el Manejo.


Conductores adolescentes: los padres son la clave

Los Adolescentes y el manejo

El mayor riesgo para la salud y seguridad de los jóvenes es el automóvil. De todos los potenciales riesgos que ponen en peligro la salud y la seguridad de los jóvenes (enfermedad, abuso de drogas, violencia) ninguno es más probable de causar lesiones graves y hasta la muerte como el accidente automovilístico. Los accidentes automovilísticos son los mayores causantes de la muerte en los jóvenes de 16 a 24 años de edad en los Estados Unidos, significando la muerte de más de 7.500 personas y 350.000 lesiones durante el año 2010.1, 2

Los riesgos son más elevados para los adolescentes con TDAH

Los adolescentes con TDAH enfrentan riesgos incrementados debido a los síntomas principales de distracción, falta de atención e impulsividad del trastorno.3 En comparación con sus compañeros, los adolescentes y adultos jóvenes con TDAH enfrentan un riesgo más alto de sufrir accidentes automovilísticos, de recibir multas por velocidad excesiva, por desobedecer las leyes de tránsito, y por manejo imprudente.4 También son más propensos a manejar sin licencia de conducir, o con licencia suspendida.5 Sobre todo, más alarmante es el hecho de que los jóvenes con TDAH están sobrerrepresentados en las estadísticas de muertes de tránsito, comparados con los adolescentes sin TDAH.

Esto tiene sentido cuando comprendemos que el TDAH implica dificultades en las funciones ejecutivas. La falta de juicio, el deseo de arriesgarse y de tener experiencias emocionantes aumenta el riesgo de sufrir accidentes, lesiones y otras consecuencias negativas del manejo automovilístico. Estos riesgos aumentan cuando el adolescente maneja acompañado de pasajeros adolescentes y no hay un adulto a bordo con ellos.

El tratamiento mejora la seguridad

Es esencial fomentar hábitos de manejo prudente que incorporan un plan de tratamiento multimodal 6 para la seguridad de los adolescentes y conductores jóvenes, y asimismo para la seguridad de sus pasajeros, otros conductores de vehículos y peatones.

Las investigaciones científicas han demostrado que los adolescentes que reciben tratamiento para el TDAH son mejores conductores que los que no lo están recibiendo. Los adolescentes que nunca han recibido tratamiento con medicamentos estimulantes para el TDAH se han visto envueltos en más accidentes de tránsito, que los que han sido tratados con medicamentos durante por lo menos tres años.

Tanto los padres como los adolescentes deben recordar que manejar un vehículo es un privilegio y no un derecho. Es un privilegio que la sociedad regula asegurándose de que todo aquel que se pone detrás del volante sabe cómo operar el vehículo, y que ha demostrado su habilidad para conducir antes de obtener una licencia. Los privilegios que los adolescentes poseen para conducir deben abordarse dentro del contexto general del tratamiento del TDAH. Los trastornos coexistentes (un 60-70 por ciento de personas con TDAH tienen otra condición médica adicional), afectan la efectividad del medicamento durante todo el día y los problemas con el consumo del alcohol y el uso o abuso de sustancias debe tomarse en cuenta antes de que un adolescente obtenga las llaves de un carro. Los padres deben poner en claro sus expectativas y las reglas que se deben seguir para ayudarles a sus adolescentes a practicar el manejo seguro.

Conozca las leyes de su estado

Cada estado tiene diferentes requisitos para la obtención de una licencia, por lo que los padres deben conocer los requerimientos específicos de las leyes de su estado acerca de la educación de los conductores, permisos para aprendices, licencias provisionales, y otras limitaciones para las licencias de adolescentes. Para operar un vehículo, los adolescentes deben adquirir toda una gama de habilidades que ellos por lo general aprenden de los adultos experimentados. Los adolescentes que se muestran reticentes a obtener su permiso de aprendizaje o para manejar, no deben ser apresurados. Muchos adolescentes afectados por el TDAH que están en edad para manejar carecen de la madurez necesaria para manejar de manera segura y les puede ser beneficioso demorar por más tiempo su aprendizaje de manejo de vehículos o su examen de licencia de conducir. Qué tanto deben esperar depende del adolescente y de sus padres; pero para ello el adolecente debe demostrar que posee la madurez necesaria en otras áreas de la vida.

Sería beneficioso que los conductores nuevos tomaran cursos de manejo que los eduquen acerca de las leyes de tránsito, y que fortalezcan sus habilidades para conducir.7 A los adolescentes afectados por el TDAH les puede ser de ayuda participar en un programa de adiestramiento que esté adaptado a sus necesidades específicas. Los padres deben averiguar si el distrito escolar tiene clases de manejo o buscar escuelas de manejo en sus comunidades que están familiarizadas con las necesidades y las exigencias de un joven afectado por el TDAH. Muchos estados tienen programas para graduados o programas escalonados para todos los adolescentes, y se espera que los padres hagan cumplir los requerimientos de las leyes.

El Programa Manejo Seguro con el TDAH fue creado por los investigadores Russell Barkley, PhD, y Daniel Cox, PhD, para ofrecerles a los adolescentes un enfoque gradual, paso-a-paso para ganarse los privilegios de conducir y para mantener a sus padres atentos al desarrollo de las habilidades de manejo de sus jóvenes. La siguiente información fue adaptada del programa Manejo Seguro con el TDAH:

Tres niveles de independencia

  • Primer nivel (de 0 a 6 meses): Conducir únicamente durante el día.
  • Segundo nivel (de 6 a 12 meses): Puede conducir durante las horas nocturnas.
  • Tercer nivel (de 12 a 18 meses): Puede conducir libremente si observa las normas acordadas.

Cómo obtener las llaves

Los conductores jóvenes mantendrán un registro de cada instancia de manejo del automóvil. Dentro de las entradas para apuntarse están: medicamentos (si se recetan), destinos, rutas/millaje o kilometraje, nombre de la persona de contacto y número de teléfono, horas de salida y llegada, y distancia registrada en el odómetro. Además deben observar las siguientes Reglas Diarias:

  1. Tomarse los medicamentos tal y como son recetados.
  2. Apuntar los datos de cada viaje en el registro.
  3. Al conducir:
    1. Mantener la música a bajo volumen
    2. Escuchar únicamente las estaciones previamente programadas
    3. No comer
    4. No enviar textos o utilizar el teléfono móvil
    5. No llevar otros pasajeros adolescentes en el auto
    6. NO beber alcohol u otros estupefacientes

    Pasos para comenzar:

    1. Los conductores nuevos y sus padres se suscriben a un contrato que detalla sus responsabilidades. Los adolescentes aceptan de manera responsable que el TDAH es un trastorno neurobiológico que afecta las habilidades del individuo para conducir.
    2. Los adolescentes se sujetan a las reglas para conducir y deben entender que únicamente avanzarán al próximo nivel después de haber transcurrido seis meses exitosos en el nivel actual.

    Los padres están de acuerdo en darles privilegios para conducir si las reglas son observadas. Tanto padres como adolescentes están de acuerdo en que los padres comprobarán la veracidad del registro de manejo del adolescente para cerciorarse si se cumplieron o no las reglas, y que habrá consecuencias, incluyendo la pérdida del privilegio de conducir.

    Manejo distraído

    Existe un riesgo muy grande de distracción para el conductor joven que padece de TDAH. La mayoría de los estados y comunidades locales tiene leyes para los conductores distraídos, asimismo leyes que prohíben enviar mensajes de texto y las conversaciones por teléfono móvil portátil al conducir un vehículo. En el 2010, más de 3.000 personas fallecieron en lo que la National Highway Traffic Safety Administration (Administración Nacional de Seguridad Vial) describe como accidentes "causados por la distracción", una forma de cuantificar los accidentes causados por el envío de textos o por hacer o recibir llamadas mientras se conduce un vehículo.8

    El manejo seguro requiere enfoque y concentración, que son precisamente los aspectos desafiantes para las personas con TDAH. La distracción puede ser causada por cosas simples, incluyendo cambiar de estaciones de radio, chequearse el maquillaje, comer, hablar con un pasajero en el auto, y aun soñar despierto. Cuando se padece de síntomas del TDAH, estas acciones incrementan el riesgo de manejar descuidadamente lo que puede provocar accidentes de tránsito.

    Los adolescentes conductores deben limitar sus distracciones aun antes poner el motor en marcha. Los teléfonos móviles y otros aparatos portátiles deben estar apagados y guardados. La comida y bebida también debe ponerse lejos del alcance para asegurar el enfoque total del conductor en la operación segura del vehículo. Los adolescentes y sus padres deben trazar la ruta a recorrer en un mapa anticipadamente. Los padres deben asegurarse que sus expectativas para su comportamiento están completamente claras para sus adolescentes conductores; y deben ponerles límites razonables. Para sugerencias adicionales sobre la seguridad, visite el sitio web del Departamento Nacional de Transporte (en inglés): distraction.gov.

    El Manejo Seguro

    El manejo seguro comienza antes de que el adolescente se ponga detrás del volante. Para que el manejo seguro sea más efectivo, los adolescentes y sus padres deben:

    • Conocer las leyes de tránsito de su estado.
    • Asistir a y aprobar un programa de educación al conductor que aborde las inquietudes relacionadas con el TDAH.
    • Sujetarse a un plan de tratamiento del TDAH y tomar en cuenta que los medicamentos han demostrado ayudar a mejorar la habilidad para conducer.
    • Poner límite al número de pasajeros que el adolescente puede llevar a bordo mientras está aprendiendo a manejar, o cuando acaba de recibir su licencia de conducir.
    • Reducir las distracciones dentro del vehículo.
    • Elegir un vehículo con pocas opciones llamativas en el tablero de mandos. Los padres pueden tomar en cuenta que las investigaciones han determinado que la transmisión manual es una mejor opción, esto debido a la necesidad de que el conductor ponga una mayor atención a sus hábitos de manejo.9

    Los adolescentes y adultos afectados por el TDAH deben estar atentos a la inatención, impulsividad y la facilidad de distracción que enfrentan, y crear un entorno durante la conducción de un vehículo que les permita un mayor enfoque en la función de manejo prudente.

    Seguro de automóviles

    Antes de que el adolescente reciba su permiso de aprendizaje de manejo, los padres deben conocer las leyes vigentes en su estado, e investigar si necesitarán cobertura adicional una vez que el adolescente comience a manejar. Los padres y sus hijos adolescentes deben reunirse con un agente de una compañía de seguros automotrices reconocida, para hablar acerca de todos los aspectos relacionados con la distribución de responsabilidades y sobre la cobertura de daños por accidentes. Al invitar al adolescente a participar en esta reunión le ayudará a reforzar la idea de que conducir un automóvil es un asunto serio. También deben considerarse tanto las necesidades individuales como las de la familia. Existen pólizas de seguro extendidas que protegen contra las demandas judiciales por daños personales. Los asuntos relacionados con la póliza y los costos de ésta deben discutirse ampliamente con el adolescente y a partir de allí, se tomará una decisión acerca del plan de seguros a obtenerse.

    Los Padres son la Clave Para el Manejo Seguro de los Adolescentes


    Los Padres son la Clave. Se requiere el Flash Player 9.

    Se require el Flash Player 9.
      

    Citas

    1. Centers for Disease Control and Prevention (2010). Web-based Injury Statistics Query and Reporting System (WISQARS) [Online]. (2010). National Center for Injury Prevention and Control, Centers for Disease Control and Prevention (producer). [Cited 2010 Oct 18].

    2. Fatality Analysis Reporting System (FARS). National Center for Statistics and Analysis, National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), U.S. Department of Transportation, Washington, DC. 2010.

    3. Jerome, Laurence, MB.Ch.B., M.Sc., M.R.C., Psych., F.R.C.P.C.; Segal, Alvin, Ph.D.; Habinski, Liat B.Sc. (2006 August) What We Know About ADHD and Driving Risk: A Literature Review, Meta-Analysis and Critique. J Can Acad Child Adolesc Psychiatry 15:3, pp.105-125

    4, Barkley, Russell A; Murphy, Kevin R; and Kwasnik, Denise (1996 December). Motor Vehicle Driving Competencies and Risks in Teens and Young Adults with Attention Deficit Hyperactivity Disorder. Pediatrics. 98(6 PT 1), pp. 1089-1095.

    5. Cox DJ, Merkel RL, Moore M, et al. (2006 September). Relative benefits of stimulant therapy with OROS methylphenidate versus mixed amphetamine salts extended release in improving the driving performance of adolescent drivers with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder attention-deficit/ hyperactivity disorder. Pediatrics. 118(3), pp. e704-e710.

    6. Barkley, Russell A; Guevremont, David C; Anastopoulos, Arthur D; DuPaul, George J; and Shelton, Tern L. (1993 August). Driving-Related Risks and Outcomes of Attention Deficit Hyperactivity Disorder in Adolescents and Young Adults: A 3- to 5-Year Follow-up Survey. Pediatrics 92:2, pp. 212-218

    7. Katz, Mark, PhD. AD/HD Safe Driving Program: A Graduated License Plan (2007 December). Attention. pp 6-7.

    8. Tison, J., Chaudhary, N., and Cosgrove, L. (2011 December). National phone survey on distracted driving attitudes and behaviors. (Report No. DOT HS 811 555). Washington, DC: National Highway Traffic Safety Administration.

    9. Cox, Daniel; Mohan, Punja; Powers, Katie;et al. (2006 November). Manual transmission enhances attention and driving performance of ADHD adolescent males: pilot study. Journal of Attention Disorders, 10(2), pp. 212-216.

    Actualizado en julio del 2014

    Buscar:
    Preguntas Frecuentes
    Yo soy adulto ¿pero si el TDAH solo afecta a los niños?
    Obesidad y TDAH: ¿Cuál es la conexión?
    El Tabaquismo y el TDAH: ¿Cuál es la Conexión?
    ¿Qué son las funciones ejecutivas?
    ¿Pueden ayudarme a encontrar un médico o profesional de la salud mental?
    Lea todas las preguntas frecuentes

    ¿Tiene una pregunta sobre el TDA/H?
    CHADD

    Imprimir página · Enviar página por correo electrónico · Quiénes somos
    Contactos · Reglas de uso · Política de privacidad · Mapa del sitio
    CHADD