Logo of National Resource Center on AD/HD
Inicio · Regístrese · Biblioteca del CNR    in English
Ask a Question About AD/HD
Vivir con TDA/H


Éxito en el lugar de trabajo (WWK16)

Find us on Facebook Follow Us on Twitter HelpForADHD on YouTube

¿No encuentra lo que busca? Nuestros especialistas en información de salud le pueden ayudar. Comuníquese con nosotros al 800-233-4050en línea.


WWK se refiere a la serie de hojas de información Lo que sabemos sobre el TDA/H. Vea la lista completa. Vea la versión en PDF de esta página.


Los síntomas del TDA/H crean desafíos especiales para el adulto en su lugar de trabajo, tal como lo hacen para el niño en la escuela. Al día de hoy, se ha llevado a cabo muy poca investigación que brinde a los adultos con TDA/H métodos empíricamente fundados para comprender y afrontar los problemas en el lugar de trabajo. Hasta que haya directrices con base científica disponibles, podría resultar útil seguir los procedimientos comúnmente usados por los asesores de carrera para guiar a los individuos en la selección de un trabajo y en el manejo del TDA/H en el trabajo. Esta página:

  • ofrece consejos para mejorar el funcionamiento en el trabajo
  • describe los derechos de los individuos bajo la Ley de estadounidenses con discapacidades (Americans with Disabilities Act) y la Ley de rehabilitación (Rehabilitation Act) de 1973.
  • provee directrices para tomar decisiones sobre la carrera

La asistencia de un asesor de carrera o psicólogo, trabajador social, u otro trabajador de atención de salud con capacitación en asesoramiento de carrera, es extremadamente útil para comprender y maximizar estos factores. Sin embargo, algunos individuos podrían llevar a cabo las medidas comentadas en esta hoja con la ayuda de cuestionarios, listas de comprobación, y sugerencias que se proporcionan en los libros de asesoría de carrera
en la lista de referencias.

Mejorar el funcionamiento en el trabajo

Algunos adultos con TDA/H tienen carreras muy exitosas. Otros tal vez luchen con una serie de dificultades, entre ellas la falta de destrezas de comunicación, tendencia a distraerse, dejar las cosas para más tarde, y dificultades para manejar proyectos complejos. Cada individuo con TDA/H afronta un conjunto distinto de dificultades. Por tanto, es importante considerar su caso particular, a medida que diseña estrategias, adaptaciones y modificaciones para el lugar de trabajo. A continuación encontrará algunas sugerencias para manejar muchos de los síntomas o deficiencias asociados con el
TDA/H.

1. Facilidad de distracción. Los problemas relativos a la facilidad de distracción externa (ruidos y movimiento en el entorno) y a la facilidad de distracción interna (soñar despierto) pueden ser el mayor desafío para los adultos con TDA/H. Las siguientes estrategias pueden resultar útiles:

  • Solicite una oficina privada o un cubículo tranquilo, llévese el trabajo a casa, o trabaje cuando no haya otras personas en la oficina.
  • Use auriculares con "ruido blanco", música clásica, u otros sonidos para acallar los ruidos de la oficina.
  • Trabaje en un espacio sin uso, como una sala de conferencias, donde haya pocas distracciones.
  • Envíe las llamadas telefónicas directamente a un buzón de voz, y devuélvalas a una hora específica todos los días.
  • Escriba las ideas en una libreta para evitar interrumpir la tarea del momento.
  • Conserve una lista de las ideas que se le ocurren durante las reuniones, para poder comunicarlas más efectivamente.
  • Realice una tarea a la vez. No comience una nueva tarea hasta haber terminado la actual.

2. Impulsividad. Los adultos que padecen TDA/H pueden luchar con su impulsividad y estallidos de mal humor en el lugar de trabajo. Pruebe las siguientes estrategias:

  • Aprenda a hablar con usted mismo para controlar las acciones impulsivas.
  • Trabaje con un entrenador para hacer juegos de roles sobre las respuestas apropiadas a situaciones frustrantes.
  • Pida retroalimentación constructiva periódica como una manera de volverse más consciente de cómo la impulsividad se podría manifestar en usted.
  • Practique técnicas de relajación y meditación.
  • Anticipe los problemas que con regularidad desencadenan reacciones impulsivas, y desarrolle rutinas para manejar dichas situaciones.

3. Hiperactividad. Los adultos con el tipo hiperactivo de TDA/H muchas veces se desenvuelven mejor en los trabajos que les permiten mucho movimiento, como las ventas; pero si usted tiene un trabajo sedentario, las siguientes estrategias podrían ayudarlo:

  • Tómese descansos intermitentes para sacar fotocopias, ir a la sala de correo, o buscar un vaso de agua.
  • Tome nota en las reuniones para evitar la intranquilidad.
  • Muévase, haga ejercicio, camine, o baje y suba las escaleras corriendo.
  • En lugar de salir a comprar el almuerzo, llévelo a la oficina y use la hora de almuerzo para hacer ejercicio.

4. Mala memoria. No recordar las fechas límite y otras responsabilidades puede antagonizar a sus compañeros de trabajo, sobre todo cuando se trabaja en equipo. Para mejorar la memoria, pruebe algunas de las siguientes sugerencias:

  • Use una grabadora o tome muchas notas en las reuniones.
  • Para las tareas complicadas, haga una lista de comprobación.
  • Use un tablero o una lista de recordatorios en la computadora para anuncios y otras cosas que le refresquen la memoria.
  • Aprenda a usar una agenda y llévela consigo para dar seguimiento a las tareas y eventos.
  • Escriba notas en papel autoadhesivo y colóquelas en un lugar bien visible.

5. Aburrimiento - bloqueos. Debido a su fuerte necesidad de estimulación, algunos adultos con TDA/H se aburren fácilmente en el trabajo, sobre todo con el papeleo detallado y las tareas rutinarias. Para prevenir el aburrimiento, pruebe los siguientes consejos:

  • Coloque un cronómetro para seguir con la tarea.
  • Divida las tareas largas en varias más cortas.
  • Tómese descansos, beba agua, póngase de pie y camine un poco.
  • Encuentre un trabajo con responsabilidades estimulantes y un mínimo de tareas rutinarias.

6. Dificultades en el manejo del tiempo. Manejar el tiempo puede ser un gran desafío para los adultos con TDA/H. A continuación encontrará algunas pautas para mejorar su capacidad de manejar el tiempo:

  • Use tablas con líneas de tiempo para dividir los proyectos grandes en partes más pequeñas, con fechas límite para cada parte.
  • Al cumplir con la fecha límite para cada parte, recompénsese.
  • Use relojes con alarmas, timbres, planificadores, o software de computadora para planificar.
  • Programe su computadora para que emita un pitido 5 minutos antes de cada reunión que tenga apuntada en el calendario.
  • Evite programar en exceso el día calculando mayor cantidad de tiempo para cada tarea o reunión.

Vea Lo que sabemos #11, "Manejo del tiempo: aprenda a usar una agenda diaria".

7. Dejar todo para después. Postergar las cosas no sólo evita que las tareas se terminen, sino que también crea problemas para los demás integrantes del equipo. Estas son algunas estrategias para el éxito:

  • Divida la tarea en partes más pequeñas, y recompénsese a medida que las cumpla. (Las recompensas no tienen que ser inmensas. Puede ser un nuevo CD, una larga caminata con su perro, ir a bailar, o cualquier otra cosa que disfrute). Tener un entrenador u otra persona a quien informar y ante quien ser responsable por lograr cada parte de la tarea podría resultar útil, hasta que aprenda a vencer su tendencia a dejar las cosas para más tarde. Para más información sobre cómo un entrenador puede ayudar, vea la hoja sobre entrenamiento en Lo que sabemos.
  • Pida al supervisor que fije una fecha límite para las tareas.
  • Considere trabajar en equipo con un compañero que maneje bien el tiempo.

8. Dificultad para manejar proyectos a largo plazo. Tal vez manejar proyectos complejos o a largo plazo sea el desafío organizativo más difícil para los adultos con TDA/H. Manejar proyectos requiere una serie de habilidades que incluyen manejo del tiempo, organizar materiales, dar seguimiento al progreso, y comunicar los logros. Pruebe las siguientes estrategias:

  • Divida los proyectos en partes manejables, con recompensas por el cumplimiento de cada parte.
  • Intente reducir el tiempo otorgado al proyecto para utilizar mejor las "habilidades de velocidad".
  • Pida a un entrenador que lo ayude a tolerar proyectos cada vez más largos, poco a poco.
  • Trabaje con un compañero que tenga buenas habilidades organizativas.
  • Busque trabajo que sólo requiera tareas a corto plazo.

9. Papeleo/detalles. La falta de capacidad para encontrar papeles importantes, entregar informes y registros de horas de trabajo, y mantener un sistema de archivo puede crear la impresión de descuido. Si el papeleo es parte importante del trabajo, pruebe con los siguientes consejos:

  • Acostúmbrese a tramitar cada papel sólo una vez.
  • Pida a un asistente administrativo que maneje el papeleo detallado.
  • Conserve sólo los papeles que esté usando actualmente, y elimine el resto.
  • Haga que archivar sea más divertido usando carpetas de codificación de colores y etiquetas llamativas.

l0. Problemas de destrezas sociales/interpersonales. Los individuos con TDA/H podrían ofender a sus compañeros de trabajo sin intención alguna al interrumpirlos frecuentemente, hablar demasiado, ser demasiado francos o no escuchar bien. Si las destrezas sociales son un desafío, pruebe las siguientes estrategias:

  • Pída retroalimentación a los demás, sobre todo si hay antecedentes de problemas con colegas y supervisores.
  • Aprenda a captar las pistas sociales con mayor facilidad. Algunos adultos con TDA/H tienen dificultad para captar las pistas no verbales de que están haciendo enojar a un compañero de trabajo o supervisor.
  • Trabaje con un entrenador para determinar qué tipos de ambientes conducen a menudo a problemas interpersonales/sociales.
  • Si trabajar con otros es un desafío, busque una posición de mayor autonomía.

Vea Lo que sabemos #15, "Destrezas sociales en adultos con TDA/H" para más información sobre cómo mejorar las destrezas sociales. Para sugerencias adicionales, consulte los libros en la lista de referencias.

La Ley de estadounidenses con discapacidades (Americans with Disabilities Act) y la Ley de rehabilitación (Rehabilitation Act) de 1973

Dos leyes federales, Ley de rehabilitación (RA) de 1973 y la Ley de estadounidenses con discapacidades (ADA) de 1990, prohíben la discriminación en el lugar de trabajo contra los individuos con discapacidades. La Ley de rehabilitación prohíbe la discriminación en tres áreas: (1) empleo en la rama ejecutiva del gobierno federal, (2) empleo por la mayoría de contratistas del gobierno federal, y (3) actividades financiadas por subsidios o subvenciones federales, lo que incluye a las organizaciones que reciben fondos federales.

La Ley de estadounidenses con discapacidades extiende los conceptos de la Ley de rehabilitación a (1) los empleadores del sector privado con más de 15 empleados, (2) todas las actividades de los gobiernos estatales y locales, lo que incluye al empleo, y (3) "lugares de alojamiento público", lo que incluye a la mayoría de escuelas privadas e instituciones de educación superior.

Es importante comprender que un diagnóstico de TDA/H no hace que un individuo sea automáticamente elegible para protección o adaptaciones bajo estas dos leyes. Las protecciones de estas leyes se extienden a los individuos que cumplen con cuatro condiciones:

  • Son individuos con discapacidades según la ley;
  • Están, de otro modo, calificados para la posición, con o sin adaptaciones razonables:
  • Se los excluye del empleo exclusivamente debido a su discapacidad; y
  • Están cubiertos por la ley federal aplicable.

Para ser elegible para la protección ofrecida por la Ley de estadounidenses con discapacidades y la Ley de rehabilitación, un empleado debe divulgar su discapacidad al empleador. La decisión de divulgar o no una discapacidad a un empleador puede ser difícil. Por un lado, un empleador no está obligado a realizar adaptaciones a menos que el empleado haya divulgado su discapacidad. Por otro lado, la discriminación comienza por lo general cuando el empleado hace la revelación. Se deben sopesar estos factores antes de tomar la decisión de hacer una revelación.

Razones para no divulgar:

  • Si no necesita adaptaciones
  • Si tiene un buen desempeño en el trabajo
  • Si piensa que divulgar su discapacidad hará que su supervisor y compañeros de trabajo lo discriminen

Razones para divulgar:

  • Si teme perder el trabajo porque no ha recibido las adaptaciones que necesita para tener éxito
  • Si están a punto de despedirlo debido a problemas de desempeño

Es posible solicitar adaptaciones sin divulgar información sobre la discapacidad. Primero, si es posible, trate de proveer las adaptaciones usted mismo, por ejemplo, llegando más temprano o quedándose hasta más tarde para evitar las distracciones, o programando la computadora para que le recuerde las citas. En segundo lugar, haga sus solicitudes al supervisor desde una posición de fortaleza, en lugar de traer la discapacidad a colación. Por ejemplo, en lugar de decir:

"Tengo una discapacidad conocida como TDA/H que me dificulta recordar las cosas y darles seguimiento".

tal vez sea mejor parafrasear desde un punto de fortaleza, y decir:

"Trabajo mejor cuando uso una grabadora que me ayude a recordar todas las cosas nuevas hasta ser competente en ellas".

De manera similar, en lugar de:

"Sé que la Ley de estadounidenses con discapacidades protege de la discriminación a los que tenemos discapacidades, así que sé que tendrá que proporcionarme adaptaciones especiales",

tal vez sea mejor parafrasear desde un punto de fortaleza, y decir:

"Creo que mis puntos fuertes son consistentes con las tareas esenciales de este trabajo. Si puedo tomarme el tiempo para revisar mis notas en un lugar tranquilo antes de cada reunión, puedo asegurarle que puedo ser excelente en este cargo".

Para más información sobre la Ley de estadounidenses con discapacidades y la Ley de rehabilitación, lea la hoja de Lo que sabemos titulada "Asuntos legales para los adultos con TDA/H en el lugar de trabajo y la educación superior".

Hacer un cambio de carrera

A veces, independientemente de qué tan arduamente lo intenten, los adultos con TDA/H encuentran que su elección inicial de carrera no concuerda con sus puntos fuertes, y es necesario hacer un cambio. Las siguientes categorías reflejan aspectos de un individuo que tienen un impacto positivo sobre el funcionamiento laboral. Recolecte datos sobre cada una de estas categorías según se apliquen a usted. Estos datos le permitirán verse a sí mismo como una persona única y completa, y evaluar mejor las carreras que se corresponden con sus características.

1. Intereses (profesionales y recreativos). Dado que los individuos con TDA/H trabajan mejor en los campos que les interesan, es importante que identifiquen sus intereses. Después de identificar los intereses, se debe considerar una consulta con un consejero de carreras capacitado, quien podrá proveer una lista de profesiones o trabajos que se correspondan con dichos intereses. La lista de profesiones que se corresponde con los intereses del individuo brindará la base para los pasos siguientes.

2. Habilidades (mentales, interpersonales y físicas). Identificar las habilidades y los logros puede revelar habilidades vendibles que pueden usarse en varios ambientes de trabajo. Generalmente, las habilidades caen en tres categorías: habilidades para trabajar con datos, personas o cosas. A las personas les va mejor cuando sus habilidades se corresponden con los requerimientos del trabajo. Las habilidades se pueden evaluar a través de pruebas estandarizadas o listas de comprobación que hacen recordar los éxitos logrados en el pasado.

Por ejemplo, podría plantearse las siguientes preguntas:

1. ¿Qué asignaturas eran las más fáciles para usted en la escuela?

2. ¿Qué puntos fuertes considera que otros ven en usted?

3. ¿Qué habilidades posee que le permitieron tener éxito en algo?

4. ¿Qué puntos fuertes cree que sus profesores vieron en usted?

5. ¿Qué cosas sobre su rendimiento laboral lo diferencian de los demás?

Además, usar una lista de palabras que describan habilidades proporcionada por un asesor de carrera o publicada en un libro sobre el tema podría ser útil para identificar las habilidades que tal vez usted no haya considerado importantes, o no haya considerado en absoluto.

3. Personalidad. ¿Qué tipo de personalidad tiene? Las preferencias de personalidad pueden medirse a través de pruebas estandarizadas o mediante listas de comprobación que lo obliguen a elegir entre dos situaciones. Conocer los puntos fuertes de la personalidad puede ayudar a mejorar los hábitos de trabajo, aumentar las opciones de carrera, y lograr un camino más exitoso para una carrera en el futuro.

4. Valores (laborales y recreativos). Las personas valoran diferentes cosas. En general se está de acuerdo en que las personas trabajan más y con una mayor concentración cuando la tarea está se corresponde con sus valores. Los valores respecto a la recreación también son importantes, porque una pasión personal puede convertirse muchas veces en una carrera. Los asesores de carrera y otros profesionales que trabajan con temas relacionados, o las listas de comprobación en libros sobre carreras, pueden ayudar a identificar estos valores.

5. Aptitudes (verbal, numérica, razonamiento abstracto, velocidad y precisión administrativa, mecánica, espacial, ortografía, y lenguaje). Una aptitud está definida como la capacidad para volverse competente en un área específica. Con frecuencia parecen ser innatas, pero eso no es necesariamente verdadero. Las aptitudes también se pueden aprender. Mientras una habilidad es una capacidad actual, una aptitud es el potencial para adquirir una habilidad sobre la base de los talentos naturales o la capacitación.

Las aptitudes pueden ser evaluadas formalmente por un profesional, o mediante el uso de listas de comprobación informales. Cuando usted comprende cuáles son sus puntos fuertes, los puede comparar con los requerimientos de cualquier trabajo dado. The  Dictionary of Occupational Titles (Diccionario de títulos ocupacionales) y  The Occupational Outlook Handbook (Manual de perspectivas ocupacionales) son dos fuentes de ese tipo de información. Hacer esas evaluaciones comprehensivas asegura que usted tendrá un conocimiento claro de las tareas esenciales para un trabajo al que se está presentando, y cómo sus puntos fuertes concuerdan con los requerimientos de dicho trabajo.

6. Patrones de energía (¿Hay un patrón que sea confiable?). Todos los trabajos requieren distintas cantidades de energía. ¿Es usted mejor en las "carreras de velocidad" o en las "carreras de resistencia"? Si bien estos no son términos formales, definen los tipos de persona que pueden pasar cada día con la misma cantidad de salida de energía, o que hacen un trabajo rápidamente, gastando toda su energía, y sintiéndose "desgastado". Algunas personas tienen un patrón de salida de energía, mientras que otras no.

Para averiguar si su salida de energía tiene un patrón, lleve un registro de energía por 1 ó 2 meses. Clasifíquese en una escala de 1 (nivel de energía muy bajo) a 10 (nivel de energía muy alto) tres veces al día: al inicio del día, a mitad del día y al final del día. Registre sus calificaciones en un libro de registros o agenda (Vea la hoja Lo que sabemos con el título "Manejo del tiempo: aprenda a usar una agenda diaria"). Revise el registro periódicamente para ver si hay algún patrón en el nivel de energía durante el día, la semana y el mes. Si no hay un patrón notable, entonces no será difícil mantener la energía en la mayoría de los trabajos. Sin embargo, si existe un patrón de energía bastante confiable, entonces tal vez sea necesario aprender a emplear la energía para realizar las tareas difíciles en los momentos en que tiene mucha energía, y hacer las tareas más "automáticas" cuando la energía es baja o se siente desgastado.

7. Hábitos del lugar de trabajo (lo que se espera en comparación con lo que hacemos). Con frecuencia, el éxito laboral depende de características personales como la fiabilidad, la confianza, el compromiso y la actitud. Consulte un libro relacionado a las carreras de la lista de referencias para ver una lista de las cualidades que los empleadores buscan más a menudo en los empleados. Decida cómo estar a la altura de esas cualidades, y determine si es necesario mejorar esos hábitos laborales.

8. Una historia completa de todos los trabajos anteriores  (útil para extraer información valiosa). Los errores y los éxitos es lo que más enseña a las personas. Busque en su pasado y explore cosas como:

1. Lo que más le gustaba de cada trabajo

2. Lo que menos le gustaba de cada trabajo

3. Las fechas de empleo (¿se fue tras unos cuantos meses?)

Busque patrones que podrían ayudar a planificar una futura carrera.

Usar los datos

Después de recolectar esta información, siga estos tres pasos para maximizar sus probabilidades de éxito y minimizar las de fracaso:

  • Lea sobre los trabajos a los que planea aspirar para tomar conciencia. El diccionario de títulos ocupacionales y el Manual de perspectivas ocupacionales (Dictionary of Occupational Titles, Occupational Outlook Handbook) y otros recursos en línea relacionados pueden ayudar a darle una visión realista de cualquier trabajo dado, y eliminar cualquier fantasía.
  • Hable con otras personas que ya hacen ese trabajo mediante una serie de entrevistas informativas. Esto le permitirá abrir los ojos a la realidad y "evaluar la carrera para ver si está hecha a su medida". Hablar con tres a cinco personas en cualquier carrera dada para obtener más de un punto de vista es una buena idea.
  • Observe el trabajo por una hora, un día, una semana, o en una posición de voluntario. Esa es la única manera de obtener información no verbal, tal como qué tan molesta parece la gente, qué tan bien iluminada está un área, qué tan tranquilamente parece interactuar la gente entre sí, y toda una serie de factores casi subliminales.

Cuando reúna toda esta información, se podrá responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué trabajos "encajan bien" con mis fortalezas personales, y qué trabajos encajan mal?
  • ¿Qué fantasías o falsas creencias tenía sobre los trabajos que solía pensar que funcionarían bien para mí?
  • Para los trabajos en los que encajaría bien, ¿que estrategias de apoyo, adaptaciones o modificaciones son necesarias para maximizar mi éxito?

Conclusión

Las sugerencias presentadas en esta hoja son comúnmente usadas por consejeros de carrera que guían a adultos con TDA/H en el manejo de los problemas relacionados al lugar de trabajo. Tales sugerencias han probado ser útiles para muchos individuos, pero aún no han sido tema de evaluación científica. Se necesita investigación para desarrollar una comprensión, basada en la ciencia, de los problemas a los que se enfrentan en el lugar de trabajo los adultos que padecen TDA/H, y para evaluar la efectividad de los tipos de intervenciones aquí sugeridos.

Referencias y recursos

Bolles, R., & Brown, D. (2001). Job-Hunting for the So-Called Handicapped. Berkeley, CA: Ten Speed Press.

Brown, D. (2000). Learning a Living: a Guide to Planning your Career and Finding a Job for People with Learning Disabilities, Attention Deficit Disorder, and Dyslexia. Bethesda, MD: Woodbine House, Inc.

Dictionary of Occupational Titles. (1993). Washington, DC: U.S. Department of Labor, Employment and Training Administration, U.S. Employment Service.

Fellman, W. (2000). Finding a Career that Works for You. Plantation, FL: Specialty Press, Inc.

Latham & Latham. (1994). Succeeding in the Workplace. Washington, DC: JKL Communications.

Nadeau, K.G. (1997). ADD in the Workplace. Bristol, PA: Brunner/Mazel, Inc.

Occupational Outlook Handbook. (1999-2000). Washington, DC: U.S. Department of Labor, Bureau of Labor Statistics.

Weiss, L. (1996). ADD on the Job. Dallas, TX: Taylor Publishing Co.

Sitios web

"The Americans with Disabilities Act: Civil Rights for You," www.ldonline.org/ld_indepth/adult/dale_brown_ada.html

Equal Employment Opportunities Commission, www.eeoc.gov

La información provista en esta hoja fue apoyada por el Número de acuerdo de cooperación 5U3DD000335-02 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). Los contenidos son responsabilidad exclusiva de los autores, y no representan necesariamente las opiniones oficiales de los CDC. Fue aprobada por la Junta Asesora Profesional de CHADD en mayo de 2003.

© 2003 Children and Adults with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder (CHADD).

Para más información sobre el TDA/H o el CHADD, por favor, póngase en contacto con:

National Resource Center on ADHD
Children and Adults with
Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder
4601 Presidents Drive, Suite 300
Lanham, MD 20706
800-233-4050
www.help4adhd.org

Por favor, también visite el sitio web de CHADD en
www.chadd.org.
Buscar:
Preguntas Frecuentes
¿Pueden los individuos con TDAH alistarse en el ejército?
Yo soy adulto ¿pero si el TDAH solo afecta a los niños?
Obesidad y TDAH: ¿Cuál es la conexión?
El Tabaquismo y el TDAH: ¿Cuál es la Conexión?
¿Qué son las funciones ejecutivas?
Lea todas las preguntas frecuentes

¿Tiene una pregunta sobre el TDA/H?
CHADD

Imprimir página · Enviar página por correo electrónico · Quiénes somos
Contactos · Reglas de uso · Política de privacidad · Mapa del sitio
CHADD